UNLIREC y Guyana colabora en la destrucción de armas

El 23 de enero de 2014 el Centro Regional de las Naciones Unidas para la Paz, el Desarme y el Desarrollo en América Latina y el Caribe (UNLIREC) hizo entrega oficial al Gobierno de Guyana de un conjunto de cizallas hidráulicas para la destrucción de armas pequeñas, así como del Tanque de Quemado de Municiones (TAQUEMU) para la destrucción de explosivos y municiones de armas pequeñas. Ambos equipos fueron entregados a Guyana con miras a asegurar la capacidad local permanente en destrucción regular de armas y municiones.

La ceremonia de entrega, celebrada en el Cuartel de Policía Eve Leary en Georgetown, incluyó la asistencia del Ministro de Asuntos Internos Clement Rohee; el Jefe del Estado Mayor de la Fuerza de Defensa de Guyana (GDF, por sus siglas en inglés), Brigadier Mark Phillips; el Embajador de Estados Unidos de América en Guyana, Sr. Brent Hardt; y el Comisionado de Policía Leroy Brumell.

Antes de la entrega oficial de los equipos, 25 personas de la Policía de Guyana (GPF, por sus siglas en inglés) y de la Fuerza de Defensa de Guyana fueron entrenadas en el mantenimiento y operación de las cizallas hidráulicas resultando en la destrucción de 700 armas excedentes y obsoletas.

Estas herramientas especializadas de destrucción complementan la entrega de 40 candados y cerrojos también proporcionados por UNLIREC a las autoridades nacionales para mejorar la seguridad de instalaciones de arsenales estratégicos, contribuyendo así a la prevención del robo, pérdida y desvío de armas de fuego y municiones hacia actores ilegales. Ambos equipos reforzarán la capacidad de Guyana no solo para combatir el tráfico ilícito de armas de fuego, sino también para reducir y prevenir la violencia armada.

UNLIREC regresará a Guyana a inicios de febrero de 2014 para realizar sesiones de entrenamiento en el uso del TAQUEMU, así como para apoyar en la destrucción de armas, municiones y explosivos excedentes, obsoletos e incautados.

La donación de este equipo y asistencia técnica forma parte de un programa más amplio de UNLIREC que apoya a los Estados del Caribe en la destrucción de armas de fuego y gestión de arsenales, con el propósito de combatir el tráfico ilícito al reducir el riesgo de robo y desvío de armas de fuego, municiones y explosivos de propiedad del gobierno. Las actividades realizadas fueron posibles gracias a la ayuda financiera del Gobierno de los Estados Unidos de América.

UNLIREC, como oficina regional de la Oficina de Asuntos de Desarme de la ONU, busca avanzar en la causa del desarme práctico en América Latina y el Caribe y apoyar a los Estados Miembros de la región en la implementación de instrumentos internacionales de desarme y no proliferación, incluyendo el Programa de Acción 2001 de la ONU sobre armas pequeñas y armas ligeras ilícitas.

Para mayor información acerca de UNLIREC, visite su página web [www.unlirec.com]. Para cualquier pregunta, póngase en contacto con Amanda Cowl, Oficial de Asuntos Políticos, en [cowl@unlirec.org].

Lo Más Reciente