UNLIREC realiza la primera Edición del Curso Especializado sobre la Perspectiva de Género en la Investigación de Delitos con Amas de Fuego, para funcionarios de Argentina.

El Centro Regional de las Naciones Unidas para la Paz, el Desarme y el Desarrollo en América Latina y el Caribe (UNLIREC), en coordinación con la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia de la Nación de Argentina, llevo a cabo por primera vez el Curso Especializado sobre la Perspectiva de Género en la Investigación de Delitos con Amas de Fuego (CEGAF) del 18 al 31 de agosto del 2020.

Fueron capacitadas más de cincuenta personas de distintos cargos y funciones del Poder Judicial de veinte provincias de la Argentina, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y de Nación. Entre los perfiles que participaron se encontraron fiscales/as, jueces/zas, ministros/as de las Cortes provinciales y autoridades de organismos especializados en violencia de género contra las mujeres. Es importante destacar que también participaron peritos forenses y personal policial especializado de las áreas de investigación criminal y balística, aportando un abordaje interinstitucional.

El curso se desarrolló de manera virtual y estuvo distribuido en seis encuentros interactivos, en los que los/as participantes pudieron aportar sus experiencias y dialogar con los/as instructores de UNLIREC. Se abordaron aspectos (teóricos y técnicos) de la investigación criminalística y la forma en que la perspectiva de género como método de análisis contribuye la formulación de conclusiones libres de estereotipos, sustentadas en estudios técnicos o científicos objetivos que se fundamentan en la teoría adecuada. Se realizaron estudios de casos para visibilizar la ausencia de perspectiva de género y la vulneración de derechos que provoca en las víctimas y sus familiares.

Durante la capacitación se hizo hincapié en la utilización de las armas de fuego para cometer diferentes tipos de violencia contra las mujeres, es decir, no sólo cuando está involucrada como arma homicida sino también cuando es utilizada como instrumento para amenazar, intimidar y coaccionar. Se destacó la importancia del correcto manejo de la escena del crimen y de las armas de fuego y municiones como evidencias físicas en la investigación con perspectiva de género de delitos contra las mujeres. Durante el desarrollo del curso se compartieron buenas prácticas y se instó a los participantes a fortalecer la articulación y cooperación entre todos los actores involucrados en las diferentes etapas de la investigación judicial con el fin de optimizar sus esfuerzos individuales y colectivos para hacer frente a los delitos relacionados con armas de fuego con especial atención a casos de violencia por motivos de género, coadyuvando así a reducir los niveles de impunidad y fortalecer las capacidades de las instituciones de los sectores justicia y seguridad.

Por último, se realizó un ejercicio práctico grupal a través de una plataforma, en donde los/as participantes tuvieron que poner en práctica los contenidos vistos en las clases: preservación del lugar del hecho, búsqueda y priorización de indicios apoyados en la perspectiva de género para la formulación de la hipótesis preliminar de los hechos.

Para finalizar el curso, la vicepresidenta de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Dra. Elena Highton de Nolasco, quién tiene a su cargo de la Oficina de Violencia Doméstica y la Oficina de la Mujer, envió un mensaje de agradecimiento a UNLIREC por la organización del curso y sostuvo que “hay que desarmar a los violentos” y que “la capacitación permanente en esta temática nos permitirá avanzar en la protección de los derechos humanos de las mujeres.”

Esta actividad forma parte del Programa de Mujeres, Control de Armas, Desarme y No proliferación de UNLIREC, apoyado por el Gobierno de Canadá y la Unión Europea.

Lo Más Reciente