UNLIREC brinda asistencia a la República Dominicana en el manejo de armas de fuego como evidencia y promueve la contribución de las mujeres en la prevención y reducción de la violencia armada

La resolución (A/RES/65/69) de la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoce la contribución específica de las mujeres a nivel local, nacional, regional y sub regional en la prevención y reducción de la violencia armada en contextos de post-conflicto. El Centro Regional de las Naciones Unidas para la Paz, el Desarme y el Desarrollo en América Latina y el Caribe (UNLIREC) ha impulsado, de manera continua, a las mujeres como “fuerzas de cambio” y provee a los Estados las herramientas necesarias para incorporar perspectivas de género en el control de armas pequeñas y en los esfuerzos por el desarme.

Fue en este contexto que UNLIREC organizó un curso especializado en el manejo de armas de fuego y municiones como evidencia, en colaboración con el gobierno de la República Dominicana, del 4 al 6 de abril en Santo Domingo. El curso que se diseñó y desarrolló por UNLIREC estuvo liderado por un equipo conformado por tres mujeres latinoamericanas quienes sobresalen en sus respectivos campos: Pamela Romero de México (criminalística de campo), Arabeska Sánchez de Honduras (balística forense) y Natasha Leite de Brasil (reducción de la violencia armada). Los 22 participantes del curso perfeccionaron sus capacidades para manejar adecuadamente armas de fuego y municiones como evidencia en escenas del crimen, así como los procedimientos y protocolos en estos escenarios.

Las habilidades transferidas durante el curso mejorarán los procedimientos nacionales de rastreo y facilitarán la implementación de los instrumentos internacionales de armas de fuego a los que se ha adherido la República Dominicana. Los participantes del curso reconocieron que, en un marcado contraste con años anteriores, más de la mitad de los equipos de balística forense del Instituto de Ciencias Forenses y de la Policía Científica son peritas en armas de fuego. La misma paridad de género se reflejó en el curso, donde la mitad de los ocho peritos en armas de fuego fueron mujeres. Se señaló que “la curiosidad y la vocación son mejores indicadores de éxito en este campo que pertenecer a un género determinado”. El curso también resaltó la interacción existente entre las consideraciones técnicas y el contexto, social, cultural e institucional en el que se desarrollan.

Este curso de capacitación se llevó a cabo en el marco del proyecto de balística forense operacional para el Caribe de UNLIREC, el mismo que cuenta con el apoyo financiero de los gobiernos de Estados Unidos y Canadá.

En su calidad de brazo regional de la Oficina de Asuntos de Desarme de las Naciones Unidas, UNLIREC busca avanzar en la causa del desarme práctico en América Latina y el Caribe como parte de su compromiso para apoyar a los Estados Miembros en la implementación de instrumentos internacionales en desarme y no proliferación, en particular el Programa de Acción de las Naciones Unidas 2001 sobre armas de fuego.

Para mayor información acerca de UNLIREC, visite su página web [www.unlirec.com]. Para cualquier pregunta, póngase en contacto con Amanda Cowl, Oficial de Asuntos Políticos, en [cowl@unlirec.org].

Lo Más Reciente