UNLIREC y Trinidad y Tobago capacitan a armeros del Caribe en la gestión de arsenales de armas pequeñas y ligeras

Del 4 al 15 de noviembre, en Puerto España, el Centro Regional de las Naciones Unidas para la Paz, el Desarme y el Desarrollo en América Latina y el Caribe (UNLIREC), en colaboración con el gobierno de Trinidad y Tobago, dirigió un curso de gestión de arsenales en el Centro Regional de Capacitación en Gestión de Arsenales para el Caribe ubicado en la Academia del Servicio de Policía, Cuartel San James, Trinidad y Tobago.

Este curso es el segundo de éste tipo que UNLIREC lleva a cabo en Trinidad y Tobago. El centro de capacitación fue inaugurado en junio de 2013 con un curso nacional en el que se capacitó a doce oficiales del sector seguridad de Trinidad y Tobago.

En esta ocasión, durante dos semanas, se capacitó a trece oficiales del sector seguridad de Antigua y Barbuda, Barbados, Bahamas, Dominica, Granada, Guyana, Jamaica, San Cristóbal y Nieves , San Vicente y las Granadinas, Surinam, y Trinidad y Tobago en la gestión, almacenamiento, seguridad, inspección, mantenimiento, reparación y destrucción de armas pequeñas y sus municiones en conformidad con normas aceptadas internacionalmente.

Mediante este curso regional, que utilizó el concepto “formación de formadores”, los armeros que recibieron capacitación previa tuvieron la oportunidad de compartir sus conocimientos y experiencia con los participantes del curso. Se espera que los oficiales capacitados en este curso compartan estos conocimientos en sus respectivos países asegurando, a nivel regional, un gran número de profesionales responsables del almacenamiento, gestión y registro de armas que contribuyan a la reducción del riesgo de desvío de armas al mercado ilícito.

Samel Morgan, el alumno más sobresaliente del curso declaró “[…] el curso sobre gestión de arsenales es un programa realmente beneficioso que mejora nuestras habilidades y competencias como armeros y nos permitirá brindar mayor calidad en el servicio que brindamos a la policía y las fuerzas armadas del Caribe […].”

Durante la segunda semana del curso, como parte del paquete de buenas prácticas en gestión de arsenales, también se capacitó a los participantes en la organización y en las operaciones necesarias para llevar a cabo una destrucción de armas. Se destruyeron y registraron 122 armas obsoletas confiscadas del Servicio de Policía de Trinidad y Tobago en conformidad con los procedimientos operativos estándar de UNLIREC, basados en los Estándares Internacionales para el Control de Armas Pequeñas (ISACS, por sus siglas en inglés). La destrucción de todas las armas se llevó a cabo utilizando equipo donado por UNLIREC a Trinidad y Tobago.

Esta iniciativa forma parte de un paquete de asistencia sobre armas de fuego de UNLIREC para los Estados Caribeños mediante el cual se capacitó a más de 670 oficiales en la lucha en contra del tráfico ilícito y se destruyeron más de 40 000 armas y 57 toneladas de municiones. Este componente fue posible gracias a la contribución de la Oficina de Seguridad Internacional y No Proliferación del Departamento de Estado de los EE.UU.

UNLIREC, como órgano regional de la Oficina de Asuntos de Desarme de la ONU, tiene como objetivo lograr avances en la práctica del desarme en América Latina y el Caribe como parte de su compromiso de apoyar a los Estados Miembros en la implementación del desarme internacional y de instrumentos de no proliferación, especialmente el Programa de Acción sobre Armas Pequeñas de Naciones Unidas del 2001.

Para mayor información sobre UNLIREC, visite su página web (www.unlirec.org) o dirija sus consultas a Amanda Cowl, Oficial de Asuntos Políticos (cowl@unlirec.org).

Spotlight